Miembros de APC se reúnen en Sudáfrica para pensar un futuro en conjunto

Miembros de APC se reúnen en Sudáfrica para pensar un futuro en conjunto

17 Agosto 2017

Hace 27 años, la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones se fundó como una red de proveedores de internet no gubernamentales. Hoy, APC continúa trabajando en acceso comunitario a infraestructuras de comunicación, pero el mundo ha cambiado en estas décadas y nuestros retos en materia de internet y justicia social se han diversificado. Reunir a todos nuestros miembros supone una celebración del trabajo realizado, asi como del que queda por delante. Después de nuestra última reunión de miembros en Barcelona, en 2014, la red de APC se reúne de nuevo del 18 al 20 de agosto en Ithala, Sudáfrica.

Nuevas regiones, nuevos desafíos 

APC es, por encima de todo, una red. Las direcciones que seguimos, las prioridades que establecemos, son determinadas por nuestros miembros, 85 en 75 países, entre ellos 56 organizaciones y 29 miembros individuales. La libertad de expresión y reunión, neutralidad de la red, aspectos relacionados con el espectro, justicia social y seguridad online, infraestructuras comunitarias autónomas, son algunas de las prioridades de nuestros miembros en las que nos centraremos, además de elegir a la nueva Junta directiva. 

Que una diversidad de regiones y comunidades esté representada en la red es clave para definir nuestras prioridades, por eso cada nuevo miembro es una razón para celebrar. Entre nuestros nuevos miembros se encuentran dos organizaciones de Oriente Medio – Social Media Exchange en 2016 y 7amleh en 2017 –, lo que nos abre oportunidades para trabajar en una región donde quienes defienden los derechos humanos y los derechos en internet sufren cada vez más riesgos. Haber perdido a uno de nuestros colegas y amigos más queridos, Bassel Khartabil, en Syria, nos recuerda la importancia de continuar defendiendo los derechos humanos, online y offline.

Los espacios para la libertad de expresión y asociación no dejan de reducirse en todo el mundo, concretamente en regiones en las que hemos trabajado durante décadas como los que cubre nuestro proyecto de APC IMPACT (Advocacy in India, Malaysia and Pakistan), que ha supuesto un crecimiento de la red de APC en Asia.

Nos preocupan también las amenazas que sufren usuarios/as latinoamericanos/as y que últimamente incluyen a usuarios/as brasileños/as, donde el respeto a la democracia y a las garantías fundamentales peligra, con los ataques al Comité Gestor de Internet en Brasil y otros retrocesos. 

En África, donde aumentan los apagones de internet, la Declaración Africana sobre los derechos y libertades en internet que promueven nuestros miembros y socios ahonda en la importancia de internet para la defensa de los derechos humanos.  

Entre los aspectos más destacados de nuestro trabajo, nos enorgullece ver a muchos de nuestros antiguos alumnos, como los de la Escuela Africana de gobernanza de internet (AfriSIG) participar activamente en los espacios de gobernanza y otras iniciativas relacionadas con políticas de internet. Fantsuam Foundation, KICTANet y ProtegeQV colaboran en la organización del Foro africano por la libertad de internet, con otro de nuestros miembros africanos, CIPESA. 

Nuestros miembros europeos BueLink.net, StrawberryNet y GreenNet participaron en el Foro de gobernanza de internet de Bosnia y Herzegovina, organizado por One World Platform en Sarajevo en octubre.

En agosto de 2017, seis miembros contribuyeron al Foro Social Mundial en Montreal, Canadá, co-organizado por nuestro miembro individual Stéphane Couture.

Según el coordinador de desarrollo de red de APC, Karel Novotny, “nuestros miembros han traído oportunidades renovadas en el área de WiFi y redes de telefonía comunitarias, que es cada vez más importante explorar”. Los argentinos AlterMundi, junto con miembros de largo recorrido como la Digital Empowerment Foundation y Pangea contribuyeron a establecer la Coalición Dinámica sobre Conectividad Comunitaria (DC3), que ha logrado promover el uso de infraestructuras comunitarias. Esta área de trabajo está cobrando fuerza en APC y esperamos que continúe aumentando. 

“APC sigue siendo un espacio relevante para quienes desarrollan software libre y código abierto”, añade Novotny, “con proyectos como los de eQualit.ie y Zenzeleni”. Además, el sistema Deflect de eQualit.ie protege a sitios web de miembros de APC de ataques de denegación de servicio.

¿Y ahora, qué?

En 2010, el Profesor Peter Willetts dijo: “Si no fuera por APC, internet no sería la platforma pública y abierta que es hoy". En el escenario actual, no podemos evitar preguntarnos cuánto de ese carácter abierto y público se ha perdido, y cuánto se puede salvar todavía. Este trabajo crucial no sería posible sin una red fuerte y la energía de nuevos miembros que traen nuevas experiencias, con quienes celebraremos reuniéndonos y reflexionando sobre el presente y futuro de internet, y lo que supone para el desarrollo de nuestra red.