Nuestras prioridades estratégicas

En este período 2020-2030, APC se centrará en combatir la discriminación, la desigualdad estructural y las estructuras de poder, trabajando en descolonizar internet y las tecnologías y espacios digitales por un mundo más justo y sustentable. 

Las siguientes áreas de resultado son las áreas que priorizamos en el período que abarca el plan estratégico, y representan los logros principales requeridos para acercarnos a realizar la visión de APC, teniendo en cuenta el contexto actual y el esperado. 

 

Resultado 1: El poder colectivo de las comunidades dentro y más allá de la red de APC se canaliza a través de las relaciones existentes y de otras nuevas, todas ellas creadas con base en acciones transformadoras y una visión compartida.
Lógica/Definiciones

La red de APC es el recurso más importante que tenemos para generar las transformaciones que buscamos. Le damos prioridad a nuestra red, pero somos concientes de formar parte de un esfuerzo colectivo en pos de dicha transformación. Las asociaciones y alianzas de comunidades más amplias con las que trabajamos son fundamentales para fortalecer los movimientos que integramos. La lista incluye comunidades que trabajan en las áreas de justicia y sustentabilidad ambiental, acceso local y redes comunitarias, derechos sexuales, activismo por los derechos digitales, una internet feminista, y una infraestructura tecnológica y alternativa, entre otras. Esta comunidad más amplia de redes es un recurso cuyo poder crece cuando nos damos tiempo y espacio para aprender de los/as demás y fortalecernos mutuamente. Debemos sostener las transformaciones que buscamos cuidando de cada uno/a de nosotros/as y de todos/as a la vez, renovando nuestro compromiso de contribuir con la justicia social y ambiental, y los derechos humanos.

Objetivos de impacto
  1. Las comunidades y movimientos diversos están interconectados y se movilizan mediante conocimiento y plataformas compartidos, y acciones colectivas.

  2. APC y sus miembros tienen la capacidad institucional de apoyar la colaboración y estimular el compromiso y la participación entre sus comunidades.

Resultado 2: Las personas afectadas por la exclusión, la discriminación y la desigualdad pueden usar y conformar significativamente internet y las tecnologías digitales para responder a sus necesidades específicas.
Lógica/Definiciones

La exclusión digital tiene que ver con los obstáculos socioeconómicos estructurales y con el acceso individual y colectivo, así como con la capacidad de la gente para aprovechar internet y las tecnologías digitales a fin de mejorar su vida. Los modelos económicos y regulatorios en vigor exacerban las desigualdades, la pobreza y la discriminación, y amplifican la desigualdad en las relaciones de poder de diversas maneras. Tenemos que ampliar el foco y ver más allá del acceso a la infraestructura de conectividad de modo que se generen condiciones (políticas, regulatorias, técnicas, tecnológicas y financieras) para incrementar en general la autonomía individual y colectiva, así como la capacidad de intervención y de elección de las personas a la hora de conectarse a la tecnología y los espacios digitales. Además, hay que brindar más posibilidades de elección de cómo usar, definir, informar y crear dichos espacios y tecnologías digitales, una vez que las personas se conecten.

Se necesitan enfoques, marcos y soluciones alternativas y complementarias para generar cambios en el suministro de servicios asequibles, la capacidad técnica y humana para el tendido y la gestión de redes de propiedad local, y la capacidad de desarrollo y uso de aplicaciones y contenidos de forma eficiente. Es necesario realizar intervenciones integrales para mitigar los obstáculos políticos, sociales, económicos y culturales que impiden que las personas se beneficien de la sociedad y la economía digitales. Esto incluye el acceso a tecnología y espacios digitales abiertos y libres de censura, vigilancia, acoso y cualquier otra forma de violación de derechos humanos.

Las estrategias de APC generan pruebas para el cambio de políticas y regulaciones, y contribuyen a aumentar la comprensión sobre el potencial que tienen las iniciativas locales de pequeña escala para responder a la necesidad de información y comunicación de los grupos no conectados, o poco conectados, y conseguir el apoyo de grupos comunitarios (en particular, mujeres), organizaciones para el desarrollo, la sociedad civil, los medios y el sector privado. APC se ocupa también de convencer a los/as responsables de formular políticas y reglamentaciones de que habiliten el acceso público y compartan infraestructura, hagan mejor uso del espectro radial y los datos abiertos de las telecomunicaciones, e impidan la concentración de la propiedad entre unas pocas empresas globales.

Objetivos de impacto
  1. Se desarrollan, modelan y utilizan tecnologías digitales libres, abiertas y sustentables para superar la exclusión digital.

  2. Se reconocen, habilitan y adoptan modelos económicos justos para promover la inclusión digital como solución viable para poder ofrecer un acceso y servicio universales.

  3. Los individuos y los grupos, sobre todo las mujeres, que abogan por la inclusión digital tienen más capacidad y más recursos para generar y cumplir con la demanda de modelos alternativos.

Resultado 3: Las mujeres y las personas de sexualidad y género diversos participan y crean conjuntamente internet y las tecnologías digitales, conformándolas para que reflejen y respondan a la realidad vivida.
Lógica/Definiciones

Las mujeres y las personas de género y sexualidad diversos son las que más experiencia tienen sobre la otra cara de los logros alcanzados en cuanto a la igualdad de género. Cada vez hay más amenazas contra las feministas en línea y fuera de línea, y los ataques asumen nuevas modalidades, a cargo de actores tan variados como Estados, estructuras religiosas fundamentalistas y corporaciones privadas, que cada vez encuentran más terrenos compartidos en el estrechamiento de los conceptos de moralidad, familia e “igualdad”. Ese peligro se manifiesta a veces bajo la forma de violencia de género dirigida en línea, aunque está íntimamente ligada a espacios fuera de línea, y también bajo el aspecto de la censura y la vigilancia de género, roles gemelos que facilitan ese tipo de violencia.

Junto con esta realidad, la creciente acumulación de datos y la “datificación” de todo afectan de manera dispar a la autonomía, la privacidad y los ingresos de las mujeres y las personas de género y sexualidad diversos. Los estereotipos ligados al género, la raza, casta y la capacidad forman parte fundamental de los procesos y algoritmos de la tecnología y dependientes de datos. Estos datos son utilizados por gobiernos y compañías para crear perfiles, lo que genera problemas de privacidad y falta de autonomía, sobre todo para las personas marginadas por su sexualidad, género u otras categorías. Otro asunto inquietante es que, si bien las formas y tipos de trabajo van cambiando con la era digital, el trabajo feminizado o de género sigue estando devaluado.

Los Principios Feministas de Internet (PFI), desarrollados en forma colaborativa, constituyen un marco dentro del cual se desarrolla todo el trabajo de APC en las áreas de feminismo, derechos de las mujeres, sexualidad y tecnología. La internet feminista por la cual trabajamos es una red en la que las mujeres y las personas de sexualidad y género diverso pueden acceder a una red global libre y abierta y disfrutarla, ejercer su autonomía y actuar, crear un poder colectivo, fortalecer movimientos y transformar las relaciones de poder para la justicia sexual y de género. Para lograr estos objetivos, tenemos que interrogarnos sobre las intersecciones entre sexismo, racismo, sistemas de castas, capacidades y heterosexualidad obligatoria, y el impacto de dichas intersecciones sobre las personas.

Objetivos de impacto
  1. Se crean y alimentan ideas, capacidades, procesos y espacios para organizarse y crear estrategias en forma colectiva en pos de una internet feminista y sustentable.

  2. El diálogo y la toma de decisiones sobre políticas de internet incorporan y reflejan las perspectivas de las mujeres y las personas de sexualidad y género diversos.

  3. Aumentan los recursos financieros y la diversidad de actores que luchan por una internet feminista, y también el número de personas que trabajan en el desarrollo de tecnología feminista.

Resultado 4: La gente, sobre todo las personas que se ven enfrentadas a discriminación y opresión, tienen más poder y autonomía gracias a las tecnologías digitales para ejercer todo el rango de derechos humanos, tanto en línea como fuera de línea.
Lógica/Definiciones

Los derechos humanos son parte esencial de la autonomía humana y de la lucha por justicia social. Las tecnologías y los espacios digitales han tenido un fuerte impacto sobre la forma en que experimentamos nuestros derechos, tanto en línea como fuera de línea. Por un lado, las tecnologías y espacios digitales han sido útiles para fomentar la movilización y el activismo, pero por otro lado, se convirtieron en terreno fértil para el surgimiento de nuevas formas de violencia y violaciones, con consecuencias de largo alcance. A medida que las tecnologías digitales se van extendiendo y se vuelven omnipresentes en la sociedad, van generando impacto en una amplia franja de derechos, desde la libertad de expresión, asamblea, asociación y privacidad, hasta los derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho al trabajo, la educación y la cultura. A medida que se amplían las brechas digitales, la gente depende cada vez más de las tecnologías digitales para participar en los procesos democráticos y acceder a servicios públicos. La digitalización de la vida de las personas, junto con la explotación de sus datos personales, presenta graves peligros para los derechos de la gente, incluido el derecho a ser libres de discriminación.

Los derechos humanos deben ser el foco del desarrollo, el despliegue, la utilización y la regulación de internet y las tecnologías digitales. El objetivo de este plan estratégico es garantizar que las personas puedan ejercer sus derechos, lo que implica también fomentar la creación de normativas que respeten los derechos humanos y su implementación, a fin de que los Estados se responsabilicen por las nuevas formas de violación de derechos. Si admitimos que ha habido cambios en el contexto de protección y promoción de los derechos humanos y que el sector privado actúa como mediador de muchos de nuestros derechos, tendremos que reforzar las acciones de incidencia para desafiar al sector privado y obligar a las compañías a ser responsables.

Objetivos de impacto
  1. Las personas y las organizaciones de la sociedad civil obligan a los Estados y al sector privado a dar cuenta de situaciones de violación de derechos.

  2. Se establecen normas, reglas y regulaciones relativas a internet, las tecnologías y los espacios digitales que promueven los derechos humanos en línea y fuera de línea.

  3. Los gobiernos promueven, protegen y respetan los derechos humanos y cumplen con sus obligaciones – además de ocuparse de las violaciones en las que incurren los actores privados.

Resultado 5: Internet se reconoce y gobierna como un bien público global, de manera inclusiva, transparente, democrática y responsable
Lógica/Definiciones

La condición pública de internet figura en el centro de las disputas de poder del ecosistema de la gobernanza de internet. El surgimiento y la consolidación de las plataformas globales de internet y la tendencia de control estatal del espacio digital de forma autoritaria han desgastado esa condición pública de internet y el fondo digital común global. Los modelos de comercio por internet, los monopolios del sector privado y las formas sofisticadas en las que se desarrollan tanto internet como las tecnologías digitales para ser lucrativas son contrarios al interés público, el desarrollo económico equitativo y el ejercicio de los derechos humanos.

El poder privado sobre el dominio público que tienen compañías globales de internet tales como Facebook, Google y Twitter, que se dedican a recolectar y aprovechar datos personales, ha dado origen a un capitalismo de vigilancia. Las grandes plataformas tecnológicas se han erigido en instituciones de gobernanza y a menudo tropiezan a la hora de desarrollar e implementar políticas de contenido y normas comunitarias que respeten los derechos humanos y las normas de transparencia y responsabilidad. Al mismo tiempo, los intentos de los Estados de controlar los espacios digitales están generando una bursatilización de las políticas de internet.

Es necesario participar constantemente en los procesos de gobernanza de internet para confrontar el poder corporativo y subrayar la responsabilidad que tienen los gobiernos de obligar a las empresas privadas a ser responsables. Se necesita el punto de vista, las voces y los intereses de las personas que se enfrentan a situaciones de discriminación estructural y opresión para luchar contra el poder de las corporaciones y el control estatal, y también para oponerse a la bursatilización de internet. Sin embargo, participar efectivamente en los procesos de gobernanza de internet y de políticas de internet se está volviendo muy costoso o restrictivo para los actores de la sociedad civil. Al mismo tiempo, los procesos y foros multisectoriales están perdiendo apoyo y adherencia. Hay que militar urgentemente y con más fuerza por procesos y mecanismos de gobernanza de internet inclusivos, transparentes, accesibles y responsables, al igual que por el reconocimiento del valor que tienen las voces de la sociedad civil para definir y moldear las conversaciones sobre la gobernanza de internet y las respuestas políticas a la misma, tanto a nivel nacional, como regional y global.

Objetivos de impacto
  1. Los individuos y las organizaciones de la sociedad civil se involucran significativamente en procesos de políticas, regulación y gobernanza para tener influencia sobre los mismos y poder conformar así una internet abierta y sustentable.

  2. Los actores e instituciones a cargo de políticas y regulaciones de internet reconocen y gobiernan internet como un bien público global.

  3. Internet y otras compañías de tecnología digital tienen la responsabilidad de proteger los derechos humanos y el interés público.

Resultado 6: Las acciones y el activismo colectivos de APC contribuyen a crear justicia ambiental y a preservar la tierra, además de mitigar el impacto ambiental negativo de internet, las tecnologías digitales y la economía digital.
Lógica/Definiciones

Las raíces de APC fueron plantadas en los movimientos ambientales de las décadas de 1980 y 1990, y ya son numerosos los miembros que han exhortado a la red a dar una respuesta colectiva clara ante la crisis ambiental que afecta al mundo entero. Los movimientos ambientalistas recuperarán su prominencia en la próxima década, ya que parece cada vez menos probable que los gobiernos y los organismos internacionales actúen a tiempo para evitar una catástrofe climática. Es probable que los gobiernos y los poderosos intereses privados que obtienen réditos de actividades dañinas para el ambiente respondan aumentando la vigilancia, la censura y la propaganda en internet, tanto de manera directa como mediante la cooperación de las pocas empresas que actualmente gestionan la mayoría de las comunicaciones por internet.

Lo más probable es que tanto la producción como el uso de tecnologías digitales sigan contribuyendo al cambio climático en forma proporcional al aumento del consumo de materia prima que implican (y esto incluye minerales conflictivos), la fabricación, el consumo energético, y la eliminación y reciclaje de los desechos. La elección y el uso de tecnologías digitales y las políticas que reglamentan su producción, utilización, eliminación y recuperación de materias primas tendrá un impacto enorme en cuanto a su participación en la catástrofe climática, así como en el potencial que tengan para mitigarla. La crisis ambiental requiere un cambio drástico: habrá que pasar del modelo existente de diseño/producción/uso/eliminación/reciclaje, a otro modelo de economía circular centrado en la eliminación de desechos y la capacidad de reutilización continua de recursos.

Se requiere una evaluación crítica del impacto de lo que se conoce como economía digital o inteligente sobre el sustento sustentable de las comunidades. La visión de esta economía apoya el modelo globalmente insustentable del crecimiento ilimitado creando la expectativa de que las innovaciones “inteligentes” harán que la humanidad pueda seguir explotando, de alguna forma, los recursos limitados de la tierra. Los Objetivos de Desarrollo Sustentable de Naciones Unidas para 2030 (ODS) pueden servir de marco amplio y legítimo para evaluar la incidencia que tienen internet, las tecnologías y la economía digital en la crisis ambiental global, y para pensar cómo se pueden aprovechar para mitigar el daño ambiental.

APC está bien posicionada para conectar el conocimiento académico y activista sobre el mejor uso que se le puede dar a internet y las tecnologías digitales para adaptarse al cambio climático y combatirlo. Debido al hecho histórico de haber surgido del movimiento verde y a su vínculo actual con el mismo, APC tiene varias dećadas de experiencia en la adopción de un marco práctico sobre la tecnología y el uso sustentable de la misma a fin de promover la justicia social y ambiental, al igual que los derechos humanos.

Objetivos de impacto
  1. Se fortalece la capacidad de la red de APC para contrarrestar la crisis climática en solidaridad con el movimiento ambientalista en general.

  2. La red de APC promueve, desarrolla y adopta prácticas, modelos y sistemas ambiental y socialmente sustentables.

  3. Los marcos políticos y regulatorios aseguran la medición, comprensión y mitigación del impacto de las tecnologías digitales – desde la producción y el desarrollo, hasta la eliminación de los dispositivos usados para funcionar e interactuar con ellos.

 

Consulta el plan estratégico 2020-2023 de APC completo aquí.

Consulta las prioridades estratégicas de APC para el período 2016-2019 aquí. La Teoría del Cambio de APC del mismo período está disponible aquí.

Consulta las prioridades estratégicas de APC para el período 2013-2016 aquí.

Español
« Volver