De qué problemas nos ocupamos

 

1. El acceso a internet no es universal. Las brechas de acceso suelen reforzar brechas preexistentes sobre la base de la localización geográfica, el género, el ingreso y el nivel educativo.

2. Los movimientos de la sociedad civil que se ocupan de internet están fragmentados, lo cual debilita su influencia.

3. Los modelos de negocio y las prácticas hacen que internet esté cambiando en dirección a dejar de ser un recurso (o un bien) público global.

4. Los gobiernos están introduciendo leyes que restringen el uso que las personas hacen de internet para expresarse y participar.

5. Las organizaciones de la sociedad civil, de las que forman parte las organzaciones por los derechos de la mujer, no son conscientes ni cuentan con las destrezas necesarias para usar internet de manera eficaz, segura y sustentable.

6. Tanto el desarrollo como la gobernanza de internet carecen de perspectivas hacia la igualdad de género y los derechos sexuales. Los activistas por los derechos sexuales y de la mujer no consideran las políticas y regulaciones de internet como parte de su agenda, lo cual también contribuye a que sus problemáticas no sean contempladas.

7. Los actores no estatales inciden sobre internet de maneras que son violatorias de los derechos humanos, y exacerban conductas y normas discriminatorias y fundamentalistas que dan lugar a la desigualdad, la opresión y, a veces, a la violencia.

8. La mayor digitalización redunda en más empleos temporarios, y eso amenaza erosionar los derechos laborales, mientras que el carácter interconectado de la economía global directamente hace que los trabajadores del mundo desarrollado se enfrenten a los trabajadores peor pagos en países menos desarrollados. Muchos trabajadores se encuentran atados por la internet a su lugar de trabajo durante las 24 horas del dìa.

9. Los programas informáticos libres y aiertos son mas confiables y fáciles de usar, pero la sociedad civil no es muy consciente de esto y las incopora de manera limitada.

10. La mayoría de los diseñadores de políticas suponen que el aumento de la penetración de la telefonía móvil se ocupó de la brecha de “acceso”. Son pocos los que consideran viables el acceso público o las soluciones comunitarias.

11. Los procesos asociados a la política y la gobernanza de internet son complejos, y hacen difícil que la sociedad civil participe e incida en ellos. En la sociedad civil, muchos no son conscientes de la importancia de esos procesos para su trabajo.

 

.