Capacitación en lengua de señas en Venezuela

Your rating: Ninguno Average: 3.9 (11 votes)

Por Lourdes Pietrosemoli para EsLaRed

MÉRIDA, Venezuela, 13 July 2009

Participantes sordos que obtuvieron diploma y computadoras portátiles.Participantes sordos que obtuvieron diploma y computadoras portátiles.
Desde el 03 de marzo hasta el 10 de junio de 2009, EsLaRed llevó a cabo el primer entrenamiento en IT Essentials de la Academia Cisco de Redes dirigido a un grupo que incluyó seis participantes sordos.

Este curso significó un hito para los sordos de nuestra ciudad quienes no sólo adquirieron herramientas básicas para su desarrollo individual, sino para transmitir esos conocimientos a otras personas sordas de la comunidad. La experiencia responde a una iniciativa de la Fundación Escuela Latinoamericana de Redes (EsLaRed), financiada por la Internet Society, para que las minorías puedan aprovechar las tecnologías de información y comunicación para acceder a nuevas posibilidades de empleo y de superación.

La comunidad de sordos de casi todos los países en vías de desarrollo enfrenta problemas muy semejantes: uno de ellos es la falta de programas especialmente diseñados para ser transmitidos en la Lengua de Señas de su comunidad. En nuestro país, Venezuela, por ejemplo, a pesar de que la Constitución expresa el derecho a que las minorías lingüísticas (y la comunidad de sordos es globalmente considerada como tal) reciban educación en su propia lengua, en la práctica, esto rara vez se cumple, ya que no existen ni los educadores profesionales que manejen apropiadamente ambas lenguas: el español y la Lengua de Señas Venezolana, ni un currículum adaptado a las necesidades de los sordos.

La experiencia que acabamos de cerrar con éxito con cuatro estudiantes sordos certificados por la Academia Cisco (Cisco Networking Academy) en el programa IT Essentials es única en nuestro país y creemos que puede exportarse a otras comunidades.

El resumen de la experiencia es básicamente como sigue:

Se seleccionó un grupo inicial de sordos con gran capacidad para el auto-aprendizaje, con interés en tecnologías de la comunicación y de la información y que también tuvieran tiempo disponible para un curso que, dadas las condiciones del grupo, podría ser más largo de lo usual. Esto último es un potencial obstáculo desde el punto de vista laboral, ya que si un individuo sordo en nuestra sociedad tiene la suerte de tener un empleo fijo, conseguir permisos para tener actividades extra en horas de oficina puede plantear una dificultad. Una vez seleccionado el grupo de seis sordos – cuatro hombres y dos mujeres –, la academia Cisco de la Fundación Escuela Latinoamericana de Redes (EsLaRed) de Mérida les asignó becas para realizar los cursos que tuvieron lugar en el Laboratorio de Redes (LabRed) de la Universidad de los Andes, especialmente dotado para este tipo de actividades y sede de EsLaRed.

Se procedió luego a buscar un intérprete de Lengua de Señas Venezolana (LSV) – Español que trabajara como interfaz humana entre la Instructora del curso, los sordos y los participantes no–sordos (13 personas en total). Una de las dificultades que enfrentamos fue que el intérprete inicialmente contratado para este trabajo lo abandonó posteriormente por razones personales cuando habían transcurrido sólo 3 semanas. Es notable señalar que ni los estudiantes ni la instructora se dejaron desanimar por este hecho y en una semana, ya uno de los sordos (el único con buenos restos auditivos y buena lectura labial) se había encargado del trabajo doble de traducir y realizar el curso a la vez. Esta dificultad también se minimizó por el hecho de que ya se había consolidado una importante relación humana entre la Instructora y el grupo de sordos, y entre los participantes sordos y oyentes del curso. De esta manera, pudo concluirse con éxito y al final del entrenamiento cuatro de los seis estudiantes sordos fueron certificados. Los dos estudiantes restantes tendrán una nueva oportunidad de repetir el curso y conseguir su certificación en un próximo entrenamiento.

Es notable señalar que un grupo de investigación local (Proyecto: Discapacidad y Comunicación) se unió a este esfuerzo e hizo una donación especial al grupo de sordos de una moderna laptop para cada estudiante certificado, dotada además de un software de síntesis de voz desarrollado por investigadores del mismo grupo, que le permite al usuario convertir texto escrito en voz. No hay necesidad de explicar que las aplicaciones de un programa de este tipo en la vida diaria de los sordos son inapreciables.

En estos momentos, los estudiantes sordos certificados están muy comprometidos con el proyecto de transmitir los conocimientos adquiridos a otros sordos de la comunidad y ya está programado el curso de capacitación para que adquieran las herramientas que les permitan enseñar IT Essentials en su comunidad. Con esto, los posibles problemas con intérpretes (oyentes) se eliminan de aquí en adelante. Por otra parte, la gente del proyecto de discapacidad ha proyectado un taller sobre el uso del programa de síntesis de voz que tendrá lugar la semana próxima. En pocas palabras, esta experiencia ha mostrado, entre otras cosas, lo que es una verdadera creación de redes humanas. Más que un final feliz, es un excelente comienzo.

(FIN/2009)

Registrarse en APC.org