Compartir infraestructura para mejorar el ancho de banda y el acceso universal

       

      Compartir infraestructura es una estrategia operativa diseñada para minimizar los recursos necesarios para desplegar una infraestructura de comunicaciones y hacer que su tendido sea más rápido y mucho menos costoso. Al reducir el costo de los recursos necesarios para la construcción de una red, la banda ancha puede resultar más asequible para los/as usuarios/as. Además, la reducción de costos puede traducirse en mayores fondos disponibles para el tendido de redes en zonas a las que, de otra manera, no sería económico extender los servicios.

      Llegar con infraestructura de banda ancha a estas zonas no rentables es siempre un límite a los esfuerzos para garantizar el cumplimiento del derecho al acceso universal, por lo que compartir infraestructura se convierte en un componente importante de las estrategias nacionales para asegurar el acceso a la banda ancha.

      En el tendido de fibra óptica, 80-90% del costo radica en las obras civiles para los ductos – si estas pueden compartirse, los ahorros son importantes. De manera similar, la duplicación de antenas incrementa de manera notable el costo para los proveedores que procuran extender redes inalámbricas de tramo final.

      En el mundo en desarrollo son muy pocos los ejemplos de iniciativas de infraestructura compartida, y el campo de las políticas y estrategias de infraestructura compartida no tiene pleno reconocimiento ni se ha adoptado ampliamente.

      El propósito de este proyecto consiste en:

      • Identificar las estrategias más efectivas de infraestructura compartida y las políticas nacionales que puedan promover o facilitar su adopción.
      • Incrementar la conciencia de la importancia de compartir infraestructura para satisfacer la demanda de banda ancha, especialmente en entornos de bajos ingresos, entre los proveedores de servicios emergentes en un país y los/as diseñadores/as de políticas nacionales y/o regionales.
      • Familiarizar a los/as diseñadores/as de políticas y regulaciones con las herramientas legislativas que pueden usarse para alentar el uso de infraestructura compartida.
      • Concientizar a grupos de la sociedad civil acerca de la necesidad de políticas progresistas de infraestructura compartida.

       

      Con apoyo de Google África e Internet Society, el proyecto analiza en profundidad las estrategias y políticas de infraestructura compartida adoptadas en distintos lugares del mundo y se planean cuatro talleres de concientización para diseñadores/as de políticas y regulaciones en África occidental, central, meridional y oriental. También está en producción una serie de informes breves sobre infraestructura compartida dirigida a proveedores de servicios, diseñadores/as de políticas y regulaciones y a la sociedad civil en dos idiomas (inglés y francés) para que sean utilizados en campañas y talleres de concientización.

      Para apoyar la iniciativa se encargó un estudio detallado a la consultora Deloitte, escogida de una breve lista de candidatas potenciales que respondieron a la solicitud de propuestas. El estudio, que comprende un estudio global y estudios de caso detallados de 10 países en desarrollo, fue publicado en abril de 2015 (ver enlaces más abajo).

       

      Países abarcados:

      • Costa de Marfil

      • India

      • Indonesia

      • Kenia

      • Mozambique

      • Nigeria

      • Filipinas

      • Sudáfrica

      • Tailandia

      • Uganda

       

      Otros recursos:

      ITU Infrastructure Sharing Report (2008) Six Degrees of Sharing

      ICT Regulation Toolkit, The Case of Stokab Sweden

       

      Imagen usada con permiso de Deloitte.

       


      Equipo de proyecto 

      Financiadores y aliados