Infraestructura compartida ayuda a países en desarrollo a alcanzar el acceso universal

Por APC
Publicado en APCNoticias     27 Abril 2015

Las torres de electricidad pueden usarse para cables de fibra óptica. Fuente: DeloitteLas torres de electricidad pueden usarse para cables de fibra óptica. Fuente: DeloitteLos gobiernos deberían promover las redes compartidas y tender cables de fibra óptica junto con otra infraestructura, como los caminos y el tendido eléctrico, si quieren lograr el acceso universal a la banda ancha. Compartir infraestructura no sólo ahorra tiempo, también resulta en enormes ahorros a la hora de extender redes de comunicaciones para satisfacer la creciente demanda pública de acceso a internet.

Como resultado, compartir infraestructura no sólo reduce costos cuando se trata de llegar a poblaciones en zonas alejadas que por lo general quedan fuera de la banda ancha, sino que también ayuda a disminuir los precios en general, ya que también fomenta una mayor competencia.

“Si se pudiera compartir costos con otros operadores, se economizaría mucho”

Un estudio reciente publicado por la empresa consultora Deloitte muestra que el costo de las redes de telecomunicaciones puede reducirse drásticamente si los operadores de redes colaboran entre sí en el tendido de redes troncales de fibra óptica o antenas para banda ancha inalámbrica. El informe señala que los costos pueden reducirse aún más si otros servicios públicos como carreteras, vías férreas, cañerías y tendido eléctrico comparten su infraestructura con operadores de redes. El informe Deloitte fue solicitado por APC.

Mike Jensen, especialista en acceso a internet de APC, puntualiza que más de 80% del costo de tender una nueva red troncal de fibra óptica consiste en las obras civiles necesarias para soterrar el cable. “Si este costo puede compartirse con otros operadores o, por ejemplo, si los ductos que llevan la fibra óptica pueden colocarse a lo largo de las carreteras cuando éstas se construyen, el ahorro sería enorme”.

También se aplican estrategias similares con las antenas utilizadas por operadores de redes inalámbricas. Esta es un área donde la infraestructura compartida se encuentra relativamente avanzada, con una cantidad creciente de operadores de telefonía móvil que venden su infraestructura de antenas a empresas especializadas que luego alquilan el espacio en las antenas a múltiples operadores. De esta manera también se reduce el impacto ambiental generado por la antiestética duplicación de torres.

Alternativas para operadores de redes más pequeños

Muchos gobiernos también conforman u otorgan licencias a operadores mayoristas de fibra óptica troncal – otro mecanismo que alienta las redes compartidas y la competencia en el sector minorista. Esto también puede mantener bajo control a los operadores dominantes, al brindar alternativas para que los operadores de redes más pequeños puedan competir en posición más pareja, lo cual contribuye a incrementar la cantidad de opciones disponibles para los/as usuarios/as finales.

Para dar una muestra de la potencial reducción de costos, Jensen llama la atención sobre el informe Deloitte, que señala que incluir un ducto en un proyecto de carretera incrementa el costo de construcción de esa carretera alrededor de 1-2%, al mismo tiempo que elimina los altos costos de las obras civiles de los operadores de telecomunicaciones. Si para extender 150.000 km de fibra planificados se pudiese usar este tipo de infraestructura de servicios, el costo total disminuiría de USD 3000 millones a menos que USD 600 millones, o sólo USD 200 millones por operador, si son tres los operadores que comparten la red troncal. También es mucho más barato y rápido tender cables a lo largo de carreteras u otros servicios existentes que cavar trincheras independientes, porque todos los asuntos de derecho de paso ya han sido resueltos. En áreas urbanas esto significa que incluso los sistemas de desagüe se utilicen para tender fibra óptica. De todos modos, algunos servicios consideran que alquilar el acceso a su infraestructura o su derecho de paso es una fuente de ingresos a mano y pueden cobrar tarifas excesivas.

Debido a la financiación limitada con que cuentan los operadores para extender sus redes a regiones más alejadas (donde la renta potencial sería más baja), el informe subraya la necesidad de que los/as diseñadores/as de políticas gubernamentales y las regulaciones garanticen que se haga un uso extenso de la modalidad de compartir infraestructura. El informe sugiere que los gobiernos adopten legislación que exija que en toda nueva infraestructura de servicios se incluyan ductos y que permita a los operadores de esas obras solicitar a los operadores de telecomunicaciones y otros servicios que compartan su infraestructura a precios razonables.

El informe, titulado Unlocking Broadband for All (Liberar la banda ancha para todos/as), se fundamenta en un estudio global de experiencias en las que se comparte infraestructura, junto con estudios de caso de 10 países: Costa de Marfil, India, Indonesia, Kenia, Mozambique, Nigeria, Filipinas, Sudáfrica, Tailandia y Uganda.

Para más información sobre Compartir infraestructura para mejorar el ancho de banda y el acceso universal, puedes ver:

Twitter: #InfrastructureSharing

Contacto:

Mike Jensen, especialista en acceso a inernet – mike@apc.org / +55-73-9944-9064
Leila Nachawati, comunicaciones – leila@apc.org



« Volver