El acceso público apoya la inclusión digital para todos y todas