open
¿Cómo puede usarse internet para mejorar la vida de las personas? APC envía artículos, recursos e información sobre nuestro trabajo dos veces por mes.

Altos niveles de (ciber)vigilancia en Macedonia

No votes yet

Por FD para APCNoticias

SKOPJE, Macedonia, 13 August 2012

La República de Macedonia se encuentra entre los países europeos más pobres. Está aislada geográficamente (se trata de un país sin salida al mar) pero también desde el punto de vista geopolítico y económico. Y aquí se terminan las generalizaciones.

Desde hace seis años en Macedonia un gobierno conservador monopoliza cada vez más el espacio público: la participación ciudadana está silenciada, las organizaciones vigiladas, los y las periodistas intimidadas y los investigadores/as controlados. Las visiones alternativas y críticas de las sociedad se mantienen en los márgenes. Skopje, la capital, no es exactamente un refugio para librepensadores, críticos sociales e independientes de todo tipo. Sin embargo, esto no impide que se alcen voces disidentes.

Durante los últimos años, uno tras otro los medios alternativos se retiraron de las imprentas y de las ondas. Un ejemplo significativo es el canal de televisión A1, cuyos periodistas solían investigar asuntos de corrupción del gobierno actual. Luego de que el gobierno cerrara A1 en 2011, el mismo grupo de medios inauguró la cadena A2 en 2012, a la que también le llegó el momento de cerrar. Los tres periódicos de este grupo, Shpic, Vreme y Koha, ya no están en circulación. Pero si bien las autoridades parecían haber logrado controlar el espacio mediático, se están multiplicando los alternativos nacidos en internet.

Según las estadísticas más recientes de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el porcentaje de habitantes de Macedonia que utilizan internet se acerca al 57%. En el contexto europeo este porcentaje relativamente bajo se explica por la ausencia casi generalizada de adultos mayores y porque gran parte de la población vive en el medio rural. No todo el mundo puede acceder a internet, entonces, pero por algo se empieza.

El sol brilla en las redes sociales. Entre los y las que tienen acceso a internet, 80% tiene una cuenta en Facebook o Twitter. “Aquí hay una oportunidad”, nos dice Bardhyl Jashari. El director de la Fundación Metamorphosis está aprovechando esta coyuntura. Contactó a organizaciones financiadoras, como la Fundación Soros, y contrató a veinte periodistas afectados por los cierres. Fue así como nació el portal Plusinfo.mk, con contenidos en macedonio.

Otros medios independientes en internet volvieron a darle crédito a la libertad de expresión, en lo que se ha convertido en una ola inesperada. El portal de periodistas y blogueros/as en albanés Portalb.mk, sumado a los y las periodistas de Libertas.mk, han generado rápidamente una comunidad de lectores ávidos. A principios de 2012 el grupo mediático atrás del único semanario independiente, Fokus, aportó lo suyo con un diario del mismo nombre.

Sin embargo, la batalla por el espacio público no se pelea en solitario y el gobierno no demoró en lanzar sus propios sitios web de información, justo antes de anunciar que una nueva ley sobre medios será proclamada a la brevedad. “Esta nueva ley, posiblemente inspirada en una húngara (ver artículo de referencia en inglés ), nos preocupa, ya que pensamos que escudándose en ella el gobierno intentará controlar internet”, dijo Jashari desde Skopje.

Esta no es la primera incursión del gobierno de la República de Macedonia en la red de redes. Ya en 2011, Metamorphosis y la asociación local Comité de Helsinki tuvieron un encontronazo con el gobierno del primer ministro Nikola Gruveski a raíz de una polémica ley sobre comunicación electrónica. Si bien el Comité de Helsinki ya estaba trabajando sobre los derechos humanos de libertad de expresión y vida privada, Metamorphosis le permitió conocer los desafíos técnicos en juego en el proyecto de ley. ¿El objeto de la polémica? La vigilancia directa de las comunicaciones electrónicas por parte del gobierno. En un principio la ley fue debilitada por las protestas de las organizaciones de la sociedad civil, pero finalmente fue aprobada con cambios menores. La vigilancia de internet por parte del estado es, de ahora en adelante, una realidad en este pequeño país del sur de Europa.

Existen muchas asociaciones e individuos que trabajan por los derechos de la las mujeres, las lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y queer y los derechos de los inmigrantes, entre otros. Sin embargo, de acuerdo con Jashari, casi no se sirven de internet para difundir su mensaje. “Nuestro rol, esencialmente, es de apoyo tecnológico. También damos información en albanés y macedonio todos los días, incluso a veces en inglés y francés”.

Jashari, que habla un francés impecable, cuenta cómo los artículos 19 (libertad de expresión) y 12 (derecho a la vida privada) de la Declaración Universal de Derechos Humanos, son los pilares de su lucha. “En este momento concentramos nuestros esfuerzos en reunir a periodistas y miembros de asociaciones civiles para sensibilizar sobre la libertad de expresión en internet y sus límites, como por ejemplo el discurso de odio. Esto apoya la profesionalización de los medios a la vez que da visibilidad a las asociaciones”, explica Jashari. Con respecto a la vida privada, Metamorphosis produce cada año un informe que es difundido por la ONG internacional Privacy International.

Vínculos de interés:

Carta sobre derechos en internet
Impacto de internet en los derechos humanos
Metamorphosis: http://www.metamorphosis.org.mk
Medios indepependientes: Plusinfo.mk; Portalb.mk; Libertas.mk; Fokus.mk
Informe sobre la vida privada en Macedonia 2010 .

(FIN/2012)

Registrarse en APC.org