Licitaciones

Los dos medios más populares para acceder a las bandas del espectro con licencia son a través de licitaciones de espectro y por medio de los llamados “concursos de belleza”.

El método de licitación es muy simple: las partes interesadas presentan ofertas por una banda de espectro determinada; la oferta más alta obtiene el derecho a usarla. En teoría, este método garantiza la transparencia de la adjudicación pero, en la práctica, no siempre es el caso. Ha habido instancias en donde poderosos intereses comerciales han adquirido frecuencias sólo para evitar que sean utilizadas por la competencia. Como resultado, una porción de espectro de gran valor queda en desuso.

También existe la tentación por parte del gobierno de utilizar este método como un medio de generación de ingresos en oposición a un mecanismo para buscar el valor óptimo de una banda de espectro. Esto no es necesariamente malo de por sí, sino contraproducente si el objetivo político es aumentar el acceso y estimular la competencia. A modo de ejemplo, en 2000 las subastas de varios países europeos asignaron espectro 3G para teléfonos móviles que significaron una ganancia de 100 mil millones de euros para las arcas del estado. El enorme precio que pagaron los operadores por este espectro tuvo como resultado una reducción de recursos y mayores retrasos en la implementación.

Registrarse en APC.org