Técnicos progresistas declaran sus derechos - y responsabilidades

Your rating: Ninguno Average: 1 (1 vote)

Por Kah para APCNoticias

MONTEVIDEO, Uruguay, 05 August 2010

El 24 de junio, cincuenta técnicos políticamente progresistas convergieron en el Foro Social de Estados Unidos para llevar a cabo el primer Congreso de técnicos y técnicas progresistas de los Estados Unidos.
 
“El congreso es parte de un esfuerzo internacional para construir el debate entre técnicos progresistas por la transformación social,” dijo Alfredo López, director de la cooperativa tecnológica May First/People Link con base en Nueva York.
 
“Se espera la realización de otros congresos técnicos mundiales como parte del movimiento internacional del Foro Social Mundial,” declaró a APCNoticias. “Habrá uno en Palestina durante el Foro Social de Educación en octubre, en el Foro Social Hemisférico de Paraguay en agosto y, más adelante, durante el Foro Social Mundial que se llevará a cabo en Dakar, Senegal, durante la primera semana de febrero de 2011.”
 
Del congreso surgió una declaración aplaudida por otras redes socialmente responsables, como la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) como “un gran conjunto de principìos”.
 
———————————————————

Congreso de técnicos y técnicas de Estados Unidos: Declaración de derechos y responsabilidades

Durante el Foro Social de Estados Unidos en Detroit, Michigan (EEUU), el 24 de junio, 50 técnicos políticamente progresistas convergieron para hacer historia: el primer Congreso de técnicos progresistas de Estados Unidos.
 
El congreso es parte de un esfuerzo internacional por alentar el debate, entre técnicos progresistas, acerca de nuestros derechos y responsabilidades dentro del movimiento para la transformación social.

Luego de deliberar durante casi cinco horas, el congreso consensuó los siguientes principios:
 
Las decisiones tecnológicas tienen consecuencias políticas. Estas decisiones deben reflejar las políticas de nuestros movimientos. Cada tecnología que adoptamos lleva implíctas relaciones de poder. La tecnología estructura cómo podemos comunicarnos y quiénes se pueden comunicar. Las adquisiciones, gastos y regulaciones de los gobiernos y las ONG influyen decisivamente en el uso de la tecnología. Nuestros movimientos deberían trabajar para cambiar las políticas y el gasto público, crear mayor transparencia y desarrollar tecnologías que respondan a nuestras necesidades.       

Diseño tecnológico participativo. Entendemos que la tecnología debe estar orientada por las necesidades del movimiento como un todo. Todos y todas tenemos la responsabilidad de expresar nuestras ideas sobre el uso socialmente responsable de la tecnología; al mismo tiempo, la capacitación técnica especializada, como toda capacitación especializada, crea una dinámica de poder que debemos reconocer. Debemos establecer como movimiento un diálogo permanente sobre las formas en que las estructuras de poder se insertan en la tecnología e incluir a todas las personas posibles en el diseño de tecnologías.

Inclusión digital. La tecnología debería ser accesible a toda persona y el movimiento debería movilizarse activamente para derribar las barreras al acceso, incluyendo las de idioma, hardware y conectividad. Nuestro trabajo en tecnología debería ser para derribar barreras, no para construir nuevas. Las tecnologías deben diseñarse considerando a usuarios y usuarias finales, esto incluye traducción, accesibilidad, educación de la juventud y acceso a recursos informáticos.

Sustentabilidad social. La tecnología que construimos o implementamos debería conservar su utilidad para las personas y organizaciones del movimiento. Debe ser usable y accessible. Debería soportar múltiples plataformas, normas abiertas y portabilidad de datos. Su mantenimiento debería ser económicamente factible para la organización. Debemos incluir documentación y capacitación suficiente para darle a los grupos el control sobre la tecnología que les sirve.

Infraestructura perteneciente a la comunidad. Nuestras comunidades tienen derecho a diseñar, apropiarse, usar y controlar la red, el hardware y el software en que nos apoyamos. El movimiento tiene la responsabilidad de brindar soporte y administrar esta infraestructura perteneciente a la comunidad. Los técnicos y las técnicas que integran el movimiento tienen la responsabilidad de explicar y defender la infraestructura perteneciente a la comunidad.

Privacidad de los datos. Nuestros movimientos sociales tienen derecho a ser libres de vigilancia, tanto gubernamental como privada. Debemos alentar a nuestros movimientos a realizar elecciones políticas que protejan la privacidad, la seguridad y los datos individuales y de organizaciones.

Mientras realizamos nuestro trabajo tecnoilógico dentro del movimiento, debemos trabajar en contra de los sistemas de poder, privilegio, opresión y exclusión. Debemos trabajar en colaboración más allá de identidades, grupos, idiomas y fronteras. Debemos comprometernos de manera especial a fortalecer las voces de las personas oprimidas, incluyendo personas de color, mujeres, personas oprimidas por su género, LGBTQI, pueblos indígenas, migrantes, inmigrantes, personas de bajos ingresos, personas con discapacidades, y personas de todas las edades, niveles de educación y capacidades tecnológicas. Debemos comprometernos, entrenar y colaborar activamente para nutrir un movimiento que celebre la diversidad.

El Congreso fue auspiciado por cuatro organizaciones dedicadas a la tecnología: May First/People Link, Agaric Design, Openflows y Progressive Technology Project.
 
Para mayor información, contáctese con Alfredo López, Codirector de May First/People Link http://mayfirst.org
 
Foto: sitio del “Foro Social Mundia 2011”:http://fsm2011.org/

(FIN/2010)

Registrarse en APC.org