Sudafricanos usan el sitio de una comunidad transgénero para “ensayar” sus nuevas identidades