Los derechos humanos pertenecen a las personas y no a las computadoras en red

No votes yet

Por GJ para APCNoticias

OTTAWA, Canada, 09 May 2011

La excomisionada de derechos humanos de Nueva Zelanda Joy Liddicoat acaba de unirse a APC para dirigir una nueva campaña: Los derechos de internet son derechos humanos. En medio de los preparativos para las consultas previas al Foro de Gobernanza de Internet (FGI), que tendrán lugar el 18 y 19 de mayo en Ginebra, dedicó algunos momentos a conversar con APCNoticias.

APCNoticias: ¿Cuál es tu experiencia en el área de los derechos humanos?

Joy LiddicoatJoy LiddicoatJoy Liddicoat: Siempre me interesó la justicia social. Creo que formaba parte de la política y los valores de mi familia. En la década del 80, cuando todavía era estudiante de derecho, empecé a trabajar como voluntaria en el centro comunitario local de asesoramiento legal . Más tarde me interesé por los derechos legales de las mujeres e integré un grupo que creó un centro de recursos legales de la mujer y sigo siendo voluntaria en varios grupos comunitarios. Si bien trabajaba como abogada a nivel privado y luego gubernamental, no entré de lleno en el área de derechos humanos hasta la década del 90. Empecé a trabajar en análisis racial y de género y, en 2001, participé en la Conferencia Mundial sobre Racismo que se realizó en Durban, Sudáfrica. De 2002 a 2010 trabajé como comisionada de tiempo parcial para la Comisión de Derechos Humanos de Nueva Zelanda. Trabajé con comunidades en defensa de los derechos humanos de la región de Asia-Pacífico, los derechos de las mujeres y de lesbianas, gays y personas transgénero. Tengo una experiencia variada en derechos humanos de las comunidades locales a través de Naciones Unidas.

¿Cómo llegaste a APC?

En 2007 formaba parte del equipo docente de CREA liderando un programa de liderazgo de una semana en el Institute on Rights, Activism and Development de Puna, India, para mujeres activistas del sur de Asia. Una de nuestras conferencistas invitadas fue Jac sm Kee, de APC. Jac hizo una presentación fantástica sobre TIC y activismo y el trabajo de APC. Nos desafió a todos y todas a ser más activos en cuestiones de “gobernanza de internet”, ¡cosa de la que yo no había oído hablar nunca! Me interesó mucho, así que me tomé muy en serio el desafío y me involucré en la comunidad local de internet aquí, en Nueva Zelanda. Jac me invitó luego a participar en un panel que realizó APC en el FGI de Vilnius en 2010 [en inglés]

¿Qué quiere decir APC con la frase “los derechos de internet son derechos humanos”?

Todos nacemos libres e iguales en cuanto a dignidad y derechos. Tenemos los mismos derechos: a utilizar los espacios públicos (entrar a una tienda, usar el transporte colectivo, andar por la vida), a la educación y al trabajo. Todos tenemos derecho a ser libres de discriminación y acoso, a que el Estado no interfiera con nuestra privacidad (es decir, la intromisión no razonable de nuestro hogar), derecho a no ser arrestados/as o detenidos/as arbitrariamente, y libertad de expresión y asociación.

El desafío es articular esos derechos de forma significativa y real en relación a internet y los recursos críticos de internet.

Los derechos humanos le pertenecen a la gente, no a los computadores en red, ni a los nombres de dominio asignados, o los números IP.

En 2006 APC presentó su Carta de derechos en internet que destaca los principios centrales sobre los que se basan los derechos de internet. Los puntos clave que enfrentamos ahora son: ¿cómo llevar los derechos más allá del teclado y situarlos en los espacios en los que creamos y participamos? ¿Cómo podrían los individuos y las comunidades aprovechar mejor un enfoque basado en los derechos?

La idea de que los derechos en internet son derechos humanos plantea varias cuestiones interesantes. Algunas respuestas son claras. Por ejemplo, tratar de bloquear el acceso a los sitios web y detener y acosar a los bloggers de manera ilegal constituye una violación de la libertad de expresión

Pero las respuestas no son tan claras en todos los casos. ¿Es posible equilibrar el derecho a la libertad de expresión y el derecho a vivir libre de discriminación y acoso? ¿Cuál es el papel de los gobiernos y cómo se supervisa todo esto? Por ejemplo, la investigación EroTICs reveló que la limitación del acceso a internet en las bibliotecas públicas de Estados Unidos que impide el acceso a palabras clave como “pecho” llevan, por ejemplo, a que las mujeres no consigan información sobre el cáncer de mama.

¿Hacia dónde te parece que se dirige el proyecto este año?

Este será un año fascinante. APC quiere dar un paso más allá de la sensibilización y empezar a actuar para promover los derechos humanos y de internet. Específicamente, nos dedicaremos a:

  • realizar hasta cinco estudios nacionales en profundidad que se centrarán en la libertad de expresión y asociación
  • mapear los procesos (e instituciones) gubernamentales que toman decisiones que tienen impacto sobre la situación de los derechos de internet;
  • investigar el grado de conciencia sobre los derechos en internet que tienen las organizaciones defensoras de los derechos humanos, saber qué están haciendo para la promoción de los derechos en internet y buscar oportunidades para presentar recursos contra quienes violan esos derechos, y
  • apoyar y capacitar a quienes defienden los derechos humanos de las mujeres a usar internet para el trabajo importante que hacen sin poner en riesgo su seguridad.

Todo esto se publicará en la edición 2011 del Monitor mundial sobre la sociedad de la información sobre la situación de los derechos de internet en diversos contextos.

(FIN/2011)

Registrarse en APC.org