Elecciones en Sudáfrica: campañas electrónicas, tabúes y nuevos movimientos políticos

No votes yet

JOHANNESBURGO, Sudáfrica, 13 May 2009 (Women'sNet)

Las elecciones sudafricanas parecen ser el tema que más ha cautivado al país este año. Los partidos políticos lanzaron sus manifiestos y uno de los puntos más llamativos fue la ausencia de temas relativos a las mujeres en sus agendas, a pesar de que constituyen la mayoría de los votantes registrados este año.

Política 2.0

Durante estas elecciones los partidos políticos renovaron sus estrategias publicitarias con el fin de conquistar nuevos votantes. La Alianza Democrática (DA) instauró una campaña electrónica y puso a trabajar a Helen Zille, estuvo escribiendo activamente en el blog e interactuó con los y las bloggers. La DA adoptó estrategias de marketing de la Web 2.0 de la forma más ambiciosa posible. Esto situó a la DA en una situación de ventaja para alcanzar a sus votantes tradicionales: blancos/as con una buena conexión a internet. El Congreso Nacional Africano (CNA) también mejoró su campaña electrónica lanzando un sitio específico y grupos en Facebook. Mientras los partidos políticos flirteaban con los y las jóvenes votantes usando nuevos medios, los partidos más pequeños mantuvieron el estilo de campaña tradicional, aunque algunos usaron SMS para enviar novedades a sus seguidores/as.

¿Eres una feminista?

Durante el período previo a las elecciones Women’sNet participó en una serie de debates y diálogos organizados con otras instituciones aliadas para hablar sobre temas de género y política. El 8 de abril asistimos a un debate organizado por la Comisión para la igualdad de género (CGE) en colaboración con sus aliados, entre los que está Women’sNet. Fue interesante ver que los partidos políticos enviaron sólo mujeres a representarlos en este foro. Cuando se abrió el espacio de interacción con el público, Sally-Jean Shackleton (directora de Women’sNet) planteó una pregunta simple e interesante: ¿eres feminista? Las representantes de los partidos políticos se encontraron luchando consigo mismas para responder y la mayoría no quería identificarse como feminista. Sólo la representante del Inkatha Freedom Party (IFP, Partido de la libertad Inkatha) afirmó ser feminista. Parece que, en política, el feminismo sigue siendo una mala palabra.

Violencia hacia las mujeres

“Los partidos políticos de Sudáfrica carecen de estrategias políticas para abordar la violencia hacia las mujeres, problema al que se enfrenta un número enorme de ciudadanas y que constituye un desafío significativo para el desarrollo del país”. Este fue el mensaje que se les transmitió a los representantes de los partidos politicos durante un debate organizado por el Centro de activismo legal Tshwaranang, Women’sNet y el Departamento de estudios políticos de la Universidad de Wits, a principios de abril en Johannesburgo. Uno de los casos a tratar es el de Buyisiwe, que ha sido dejada de lado por la justicia y tuvo que ir a un juzgado para dar a conocer su caso sólo para que le dijeran que había sido postergado. Buyisiwe fue violada por una pandilla en 2005 y su causa fue postergada 23 veces. Veintitrés veces se levantó luego de una noche de insomnio para ir al juzgado y 23 veces volvió a casa sin que su caso hubiera avanzado en lo más mínimo. Buyisiwe es una de las miles de mujeres que esperan que el sistema jurídico empiece a funcionar.

¿Qué esperanza pueden tener otras sobrevivientes de violaciones si al denunciar su caso tienen que atravesar el mismo proceso que Buyisiwe? A pesar de todos los discursos políticos al respecto, ningún partido demostró contar con alguna estrategia concreta para resolver los problemas que enfrentan las mujeres en este país. Women’sNet entrevisó a Women Forward (Mujeres adelante) para saber si ellas proponen alguna solución a estos asuntos.

¿Es Women Forward (WF) es el nuevo movimiento político de las mujeres?

La portavoz de Women Forward, Sizile Ndlazi, explicó que el motivo por el que se formó este partido político fue que se había vuelto evidente que había varios temas de mujeres que no se estaban teniendo en cuenta. Como la presidenta de Women Forward, Nana Ngobese-Nxumalo, trabajó en el gobierno, vio claramente que a pesar de las grandes políticas para el empoderamiento de las mujeres los recursos no iban hacia donde debían y las mujeres seguían marginadas.

¿Women Forward es feminista?, preguntamos. Ndlazi nos dijo que la respuesta era un “no” rotundo. Y la pregunta siguiente fue: ¿Sudáfrica está preparada para tener una mujer presidenta? La respuesta de WF fue que el país había atravesado muchas situaciones para las cuales mucha gente pensaba que no estába preparada, de modo que una mujer presidente no sería algo tan complicado. Es decir, no habría que cambiar la bandera por una rosada, pero traerían paz y armonía.

La paradoja de Jacob Zuma

Las activistas de género también están inquietas por lo que implicará la presidencia de Jacob Zuma para las mujeres y qué pasará con los problemas de violencia doméstica. Incluso dejando de lado las acusaciones de violación en su contra y la pregunta de si es posible la coexistencia de la poligamia y la igualdad de género, las activistas sostienen que el modo en que se desarrollan los juicios por violación y el estigma que pesa sobre las mujeres violadas hacen que sea poco esperable una mejora en la situación de las mujeres.

Las votantes también se preguntarán si Zuma siente la necesidad de casarse de nuevo. Zuma ha apoyado en repetidas ocasiones a su primera esposa, que hace poco declaró a la prensa que le “encantaría ser la primera dama si él resultara electo”. Sin embargo, su casamiento con una mujer mucho más joven que el diario The Mercury describió como una “dama de la alta sociedad de Durban” plantea dudas sobre los motivos de esa boda. ¿Acaso el señor Zuma eligió una nueva esposa, más joven y atractiva, porque la considera una mejor figura pública? Si es así, ¿son esas las cualidades que un líder debería promover y exaltar?

¿Más información? Leer el boletín completo

Sobre Women’sNet: Women’sNet es una organización feminista que trabaja para promover la equidad y justicia de género en Sudáfrica mediante el uso de tecnologías de información y comunicación. Ofrece capacitaciones y facilita la difusión y producción de contenidos que ayudan a que mujeres, niñas, organizaciones y redes de mujeres y de género asuman el control de la tecnologías que usan y los contenidos que producen.

(FIN/2009)

Registrarse en APC.org