Frequently Asked Questions - ¿Cómo se gestiona el espectro?

Los dos medios más populares para acceder a las bandas del espectro con licencia son a través de licitaciones de espectro y por medio de los llamados “concursos de belleza”.

El método de licitación es muy simple: las partes interesadas presentan ofertas por una banda de espectro determinada; la oferta más alta obtiene el derecho a usarla. En teoría, este método garantiza la transparencia de la adjudicación pero, en la práctica, no siempre es el caso. Ha habido instancias en donde poderosos intereses comerciales han adquirido frecuencias sólo para evitar que sean utilizadas por la competencia. Como resultado, una porción de espectro de gran valor queda en desuso.

También existe la tentación por parte del gobierno de utilizar este método como un medio de generación de ingresos en oposición a un mecanismo para buscar el valor óptimo de una banda de espectro. Esto no es necesariamente malo de por sí, sino contraproducente si el objetivo político es aumentar el acceso y estimular la competencia. A modo de ejemplo, en 2000 las subastas de varios países europeos asignaron espectro 3G para teléfonos móviles que significaron una ganancia de 100 mil millones de euros para las arcas del estado. El enorme precio que pagaron los operadores por este espectro tuvo como resultado una reducción de recursos y mayores retrasos en la implementación.

Figura 3: La “policía del espectro” en acción en Yakarta, IndonesiaFigura 3: La “policía del espectro” en acción en Yakarta, Indonesia

El método de “concurso de belleza” requiere que las partes interesadas presenten propuestas descriptivas de la forma en que van a utilizar el espectro. Posteriormente, un comité del organismo regulador del espectro decide cuál de las propuestas sirve mejor a los objetivos públicos. Este método se basa en la objetividad, independencia, capacidad técnica y honestidad de los miembros del comité, que no siempre están garantizadas.

En muchos países existen normas para la adjudicación del espectro que requieren renunciar a las bandas de espectro adquiridas con anterioridad que no se estén utilizando. Sin embargo, la capacidad de hacer cumplir esa norma es a menudo insuficiente debido a los fuertes intereses económicos.

La figura 2 muestra un vehículo de monitoreo del espectro radioeléctrico en Montevideo, Uruguay, y la figura 3 muestra el mismo tipo de equipos en Yakarta, Indonesia.

Cabe hacer notar que el espectro abierto que se usa en bandas sin licencia no puede impedir los problemas de interferencias, especialmente en zonas muy densamente pobladas. Sin embargo, el espectro abierto ha demostrado ser un éxito para aplicaciones de corta distancia en ciudades y también para aplicaciones de larga distancia en zonas rurales.

Por tanto, es aconsejable investigar nuevas formas de asignación del espectro teniendo en cuenta las necesidades de las diversas partes interesadas, para lograr así un equilibrio entre ellas. Los recientes avances de la tecnología hacen que un mecanismo dinámico de asignación de espectro sea una alternativa viable.

Como analogía, el método actual de asignación de espectro es similar a un sistema de ferrocarriles en donde las vías del tren pueden estar inactivas por mucho tiempo. La asignación dinámica de espectro es similar a la red de carreteras que puede ser usada en todo momento por diferentes usuarios.

No puede desestimarse la importancia del espectro como facilitador de las comunicaciones. La televisión y la radio tienen una fuerte influencia en la formación de las percepciones del público sobre cualquier tema y se han utilizado abiertamente para propaganda política. Se ha dicho, por ejemplo, que la elección de Kennedy como presidente de Estados Unidos se debió principalmente a su campaña por televisión. Durante la guerra fría, La Voz de América, Radio Moscú y Radio Habana eran medios muy efectivos para influir en el público mundial. Ejemplos más recientes incluyen la influencia de CNN y Al Jazeera en dar forma a la interpretación pública de los acontecimientos actuales.

En el nivel nacional, el papel que desempeñan la radio y la televisión para dirigir la opinión pública es a menudo bastante manifiesto. El ascenso de Berlusconi al poder fue posible gracias al control que ejerce sobre la televisión comercial en Italia. Por tanto, no es de extrañar que los gobiernos controlen firmemente el acceso al espectro y que hayan cerrado estaciones de radiodifusión que transmitían opiniones “inconvenientes” alegando motivos supuestamente técnicos o legales.

El espectro que se utiliza para la comunicación de dos vías, incluidas las tecnologías móviles y de internet, también ha sido objeto de intervenciones de los gobiernos, especialmente en casos de inestabilidad política.

Los intereses económicos también desempeñan un papel vital en la radiodifusión. La concentración de la
propiedad de los medios de difusión tiene un impacto negativo demostrable sobre la libertad de expresión e información no sesgada tanto si la propiedad se encuentra en manos gubernamentales como privadas. El creciente valor económico del espectro, ya sea de radiodifusión o telecomunicaciones, aumenta la probabilidad de influencias.

Podemos concluir que el espectro electromagnético es un recurso natural cuya utilidad está fuertemente condicionada por factores tecnológicos, económicos y políticos.

Registrarse en APC.org